jueves, 30 de agosto de 2012

Días felices

Días felices en Cantabria, lo más parecido a Suiza en España (con mar): montañas verdes, lluvia en verano, vacas lecheras y trenes pequeños.

Días felices en la playa.

El Deportivo de La Coruña vuelve a Primera ganando al Osasuna y empatando heroicamente con el Valencia.

Leo una historia del Estado de Israel, otra de la familia real inglesa y un libro de cotilleos sobre la política española. Intento leer Diario de un cura rural, de Bernanos, pero todo es basura.

Me alegro de haber vuelto.

7 comentarios:

dolega dijo...

¡¡Bienvenido a Madrid!!
Cantabria es maravillosa. Varios años veraneamos en Solares y fue una delicia.
Besazo

paterfamilias dijo...

Me alegro de tu vuelta.

AleMamá dijo...

Se te extrañaba, y mucho.
Qué bueno que estés de regreso a Bloguilandia.

Javier Vicens dijo...

¿Basura, oiga? ¿Basura el Diario de un cura rural, oiga? ¡Pero oiga!

Andy dijo...

Y nosotros nos alegramos muchísimo con tu vuelta.

Me alegra mucho ver que han sido días felices.

Los míos, gracias a Dios, también lo han sido. Lo que ocurre es que me cuesta volver al blog porque estoy en pleno lío con la Síntesis Teológica que me aguarda el día 28.

¡Bienvenido de nuevo!

Fernando dijo...

Gracias, Dolega.

Gracias, Páterfamilias.

Gracias, Alemamá.

¿Lo ha leído, Don Javier? A mí me pareció basura: el cura enfermo, los feligreses no le quieren, los curas son funcionarios, todos se aburren... No pude seguir leyéndolo, debo ser un frívolo.

Gracias, Andy.

Juan Ignacio dijo...

¿Basura el Diario de un cura rural? Una opinión controvertida, sin duda.