jueves, 8 de marzo de 2012

La gran avenida

Vi hacer varias manzanas [cuadras] de la gran avenida porque mi autobús pasaba al lado: demolieron las fábricas, arrasaron el suelo, hicieron grandes cimientos, levantaron casas buenas. En la planta de la calle todas tenían locales comerciales que ocuparon dos tipos de negocios: los bancos y las tiendas de coches de lujo.

La crisis ha cerrado casi todas las tiendas de coches y -quién lo hubiera pensado- algunos de los bancos. En estos años terribles los locales quedaron vacíos, con el "Se alquila".

Poco a poco van volviendo los negocios. Unos son tiendas de ropa mala. Ves los escaparates y piensas "¿realmente alguien sería capaz de ponerse eso?". Luego miras a tu alrededor, en el autobús, y te respondes "sí". Otros son fruterías, dos, tres, dirigidas por paquistaníes, con fruta fea desordenada. ¿Por qué un país arruinado consume tanta fruta? ¿Para sustituir la carne y el pescado que ya no puede pagar?

12 comentarios:

paterfamilias dijo...

Siempre me ha llamado la atención eso de las fruterías. Ahora abundan. ¿Habrá mucho margen de ganancia? Lo dudo.

Andy dijo...

Acabo de cenar. Después de un duro día de clase leo esto:

"¿realmente alguien sería capaz de ponerse eso?". Luego miras a tu alrededor, en el autobús, y te respondes "sí"."

Y no puedo hacer otra cosa más que reírme. Gracias por eso.

PD: Probablemente el viernes que viene (no mañana) me examine del práctico... Estoy un poco agobiado porque sigo teniendo errores, he aparcado poco, y no sé,no me veo preparado... En fin, ya iré contando.

Un abrazo.

maria jesus dijo...

En mi barrio las fruterías las llevan suramericanos y son buenas, la verdad.

La fruta puede ser tan cara o más que la carne, Fernando, no sé por que proliferan tanto, quizás porque la de los grandes supermercados tiene muy buen aspecto pero es mala

paterfamilias dijo...

Ayer precisamente, mientras esperaba para entrar en un juicio, leí en un periódico una entrevista a una nutricionista que decía que "estar gordo" es de pobres. Las patatas fritas, la bollería y demás comida-basura es mucho más accesible que la comida sana (fruta, verdura, cereales, etc). Ahora, la gente con aspecto más saludable, denota buen nivel de vida.

Kris Kelvin dijo...

¿Ropa mala o ropa fea? De la última hay mucha, incluso muy buena, pero muy fea.

Saludos

Fernando dijo...

No creo que sea asunto de los vendedores sino de los compradores, Páterfamilias: elasticidad de la demanda, creo que se llama.

Gracias a ti por tu risa, Andy; y estos días, cuando rece por la niña, añadiré "y por el examen": no creo que puedas hacerlo peor de lo que lo hice yo, así que ánimo.

Depende de lo que compres, María Jesús: si uno se centra en la patata, la manzana y el tomate malo puede gastar muy poco.

Así es, Páterfamilias, no verás un rico gordo, y en cambio mucha gente pobre tiene una gordura insana, por exceso de patatas y similares.

Me alegra mucho verte, Kris: y, sí, hay ricas que van muy mal vestidas, aunque sin duda gastarán muchos €€€ en la ropa.

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando. No hay calle en Pamplona que no tenga un local vacío para alquiler. El sustituto de carne y pescado suele ser la pasta y el arroz tras el puerro y la patata y entre horas la galleta. Un abrazo.

Fernando dijo...

Bien definido, NIP, a lo mejor tanta frutería es para vender patatas baratas.

AleMamá dijo...

Leer tu blog es enterarme de un modo que jamás saldrá en los noticieros del pulso de la Madre Patria que siento tan mía también.

Acá, en este post, he comprobado la inmigración islamista de paquistaníes con su especialización en fruterías. Eso me hizo recordar que en Chile los inmigrantes españoles se especializaron en ferreterías y panaderías.

También has hecho una postal con lo del cambio de uso del suelo madrileño, de fábricas a casas y de negocios de lujo a negocios con pinta de bazar, por lo descrito.

Me encanta todo esto que leo acá.

Saludos casi otoñales.

Juan Ignacio dijo...

Lo que me llama mucho la atención es el cambio de rubro en los locales. Acá jamás podría pasar, una calle que tenía concesionarias de autos, a tener verdulerías. Es como que eso lo marca el barrio.

A decir verdad, ha habido cambios, pero se necesitraron muchos años. Y fueron cambiando porque cambio la clase social que vivía allí.

(Lo de la ropa es de risa eh)

ALMA dijo...

Si no supiera que estás en Madrid, diría que estás en Buenos Aires, en cualquier barrio.
Aquí la piqueta no perdona ni siquiera a las casas históricas, todo se tira abajo y se hacen torres, con un problema (no se si el mismo de Madrid) no se actualiza la parte que no se vé o sea la cañería de gas, agua o cloacas...entonces viven mas personas pero con una red antiquisima.

Aqui las fruterías en general, son atendidas por bolivianos, perfectamente ordenados aunque la limpieza no siempre sea la deseada y en cuanto a la ropa, aqui ganan por goleadas los "chinos" (de cualquier lugar de oriente, no los distinguimos)con ropa barata copiada de grandes marcas y confección barata, pero que sirve a mucha gente por sus costos.
A pesar que nos separa un océano, en todos lados es igual,

Buena semana, Fer

Fernando dijo...

Gracias, Alemamá. Te contaré que el otro día hablaban en la radio de la economía de Chile, de su bajo déficit, de su crecimiento, todo con admiración. Alguien dijo "Ojalá España sea algún día como Chile!".

Es una muestra de nuestro drama, Juan Ignacio: todo se degrada, y una economía que se suponía que iba a competir con Alemania ahora se plantea competir con Marruecos y Argelia. Parece de risa, pero es bien triste.

Lo que tiraron aquí eran fábricas feas, Alma. Curioso lo de los bolivianos, acá no sé por qué muchas las gestionan paquistaníes o árabes, casi nunca los emigrantes sudamericanos, más especializados en la hostelería, la construcción y el servicio doméstico (3 sectores en crisis, por cierto).