lunes, 10 de octubre de 2011

Hacerse uno con

Me gusta mucho la expresión "hacerse uno con" otra persona. Significa que no sólo comprendes sus problemas o su situación, sino que llegas a identificarte con él.

El sábado me hice uno con los pobres. No me llevó a ello ni la caridad ni el buen corazón sino uno de mis estúpidos principios sociales. Al levantarme me di cuenta que me había quedado sin monedas, que sólo tenía un billete de 50 euros. Pensé en el gran problema que crearía a un comerciante si le pagaba 1 o 2 euros con el billete, me tendría que dar dos de 20, uno de 5, muchas monedas, se quedaría sin cambio, qué faena. Por ello, decidí no tomar café (1,20 €) en la cafetería, sino hacerlo en casa; no comprar el periódico (1,50 €) sino oír la radio. Cuando paseé por la tarde y tuve sed no me atreví a entrar en un chino a comprar agua (0,50 €), preferí aguantarme, y cuando tuve hambre no compré un bollo (1,50 €), esperé a la cena.

Igual que si hubiera sido un pobre sin dinero.

(Todo esto es una tonta extravagancia mía, pero se me ocurrió una forma de vivirlo seriamente: no tomar el café fuera de casa y meter 1,20 € en la hucha; no comprar el periódico y meter 1,50 € en la hucha; pasar sin el agua y sin el bollo y meter 2,00 € en la hucha; abrirla a fin de mes y echar todas las monedas en la caja de Cáritas de la parroquia)

8 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

¡Hasta te hiciste uno con los comerciantes, evitándole perder el cambio!
(Bah, quizás hubieran preferido vender más y resignar cambio).

Javier Vicens y Hualde dijo...

Me parece una bellísima manera de ver las cosas. ¡Gracias!

maria jesus dijo...

Pues me parece una manera estupenda de ayudar, en realidad es como lo deberiamos hacer todos, privandonos de algo para darlo, no dando lo que nos sobra

Nodisparenalpianista dijo...

Me has recordado una palabra (y su familia) que me encanta, pero que está un poco mal vista hoy en día: compadecerse. De eso Cáritas entiende la tira.

Fernando dijo...

Pues es verdad, Juan Ignacio, me pongo en su lugar y ¿qué hubiera preferido yo, perder el cambio o perder la venta? (Creo que mejor perder la venta, por 1,20 € no van a salvar el negocio)

Siempre tan bondadoso, Don Javier.

Creo que esa es la clave, María Jesús, como la mujer del templo en la que se fijó Jesús.

Son especialistas, Nodisparen, esos sí que se hacen uno con los necesitados.

NIP dijo...

Buenas tardes Fernando. De extravagancia nada, creo es la forma de dom(in)arse más eficaz; la entrega a los demás, Él se hizo uno con nosotros así.Un abrazo.

ALMA dijo...

Cuando leia el post, pensaba sugerirte en que ahorraras todas esas monedas, en todos esos gastos que no eran imprescindibles y tal vez logres juntar una buena suma a fin de mes, para disfrutarlo como mas te plasca, peero al leer el remate del post, me pareció una forma acertada de hacer llegar a los mas necesitados, tu moneda, a la vez, que te aseguro que vas a sentir una sensación muy especial en tu ser, al haber podido dar, sin esperar nada a cambio.

Buen miércoles, Fer

Fernando dijo...

Así es, NIP, comenzando con estos pequeños detalles y luego (si se puede, que no siempre se puede) yendo a más.

Vaya telepatía, Alma, me alegro de la coincidencia; y gracias por el deseo, hoy 12 es nuestra Fiesta Nacional, así que sin duda será un buen día.