jueves, 2 de septiembre de 2010

Septiembre,

amanecer del nuevo año,

pizarra recién lavada,
disparo de salida (¡pum!),
barca que llega -una vez más- a la playa,

olvido,
amnistía,
libertad,
voluntad,

otra vez la infancia,
otra vez el primer escalón,
otra vez una oportunidad,
otra vez septiembre,
todavía septiembre.

5 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Muy bueno.
Oportunidad de recomienzos.

PD: ¿barca que llega?

Andy dijo...

Septiembre me trae muchos recuerdos de mi infancia... el amarillo de las hojas, el "fresquillo" que te da "repelus" por las noches, la vuelta al cole...

AleMamá dijo...

Septiembre, según Neal Diamond es "cuando todo vuelve a estar en su lugar". ¡Dime que no!

Que sea un año muy bueno, querido Fernando.

Maria Jesus dijo...

Feliz comienzo de curso....

Da pereza, la verdad

Fernando dijo...

Barca que llega desde la quietud perezosa del mar a la playa del nuevo año por el que comenzamos a caminar en dirección a la montaña, Juan Ignacio.

La vuelta al cole a mí me daba depresión, Andy, mucho ha mejorado mi vida porque ahora me gusta volver a la oficina.

Una definición exacta, Alemamá, alguna vez en agosto deseé que viniera septiembre para que todo volviera a su orden, a su lugar.

Ninguna pereza, María Jesús, nos esperan muchas cosas buenas, empezando por el otoño en los árboles.