viernes, 29 de enero de 2010

Jubilación

Tras 6 años de despilfarro y frivolidad (por ejemplo, regalando 400 euros a cada español que paga el Impuesto de la Renta) el Presidente Zapatero ha llevado a la quiebra al Estado y, muy pronto, a la Seguridad Social, que es la que paga las pensiones en España. Esto le ha obligado a una contra-revolución del buen rollo: hace unos meses, subiendo los impuestos, sobre todo el IVA, el impuesto sobre las compras y los servicios que pagamos todos por igual, el pobre que tiene familia numerosa y compra varias barras de pan paga más IVA que el rico que vive solo y compra una, ese es el impuesto que Zapatero subió, vaya socialismo, vaya progresividad. Ahora, hoy, decide subir la edad de jubilación de 65 años a 67, por ahora no es más que una propuesta del Ejecutivo al Legislativo, seguro que saldrá adelante por los lilas del Partido Popular y su sentido de Estado.

Lo malo no es que lo hagan, pues hace años que varios estudiosos decían que el sistema español era inviable y que había que hacer esto: lo malo es que, hasta hace poco,cuando alguien (por ejemplo, el Gobernador del Banco de España, socialista él) decía que había que hacerlo, se le comían crudo entre el gobierno y sus amigos de los sindicatos. ¿Se resistirán ahora los funcionarios sindicales a esto? ¿Habrá manifestaciones? ¿Crearán un problema a Zapatero? O ¿también ellos participarán del sentido de Estado del PP? Veremos.

¿Puedo ser frívolo en un tema tan grave? En tal caso, diré: lo que me molesta de la reforma no es tener que trabajar dos años más, a mí me gusta ir a mi oficina, sino que me estropea un post. Dentro de unos meses yo iba a cumplir la mitad de mi vida laboral e iba a empezar mi cuenta atrás hacia la jubilación. Ya tenía pensado el título del post ("Ecuador") y el inicio ("Queridos amigos, si no me muero antes o si las Leyes españoles no cambian ..."). Esto ya no puede ser, y como no voy a consentir que Zapatero altere mi blog, vaya que no, el post saldrá el día previsto, se llamará "Ecuador retrasado" y el inicio pasará a ser "Queridos amigos, si las Leyes españolas no hubieran cambiado ..."

En fin, ya decía Santa Teresa que Dios escribe derecho con renglones torcidos: esta reforma ha de costarle popularidad a Zapatero, y puede ser un aliciente para que no presente su Ley de Libertad Religiosa contra la Iglesia Católica, que es una de mis peores obsesiones. Si es así, la reforma de la jubilación habrá servido para algo bueno.

5 comentarios:

AleMamá dijo...

"No hay mal que por bien no venga" dice el refrán. ¡Ánimo!

Juan Ignacio dijo...

Eso sí, no hay nada peor que que te arruinen un post.

¡Ojalá se de lo de la ley que no sale!

maria jesus dijo...

¿Te estropearon un post? Estos políticos no tienen alma

Alejandro Martín Navarro dijo...

Nada, me veo dos años extra en la Mancha... Qué pesadilla..!!
:-)

Fernando dijo...

A ver si es verdad, Alemamá: la gente, por la calle, está furiosa con Zapatero.

Juan Ignacio, María Jesús, el post saldrá el día que tenía que salir, le guste a Zapatero o no. ¡Hasta ahí podíamos llegar!

No me parece un mal lugar para un poeta de 67 años, Alejandro, seguro que te inspiraría grandes cosas.