domingo, 26 de abril de 2009

4.000.000

de parados en España.

Fernando, María, Juan Carlos, Alejandra, Juan, Ignacio, Ramón, María del Alma, María Jesús, Rafael, Enrique, Alejandro, Carmen, Pablo, Luis, Teresa, Marta, Paloma, Josefina, Javier, Esperanza, José Luis, Sofía, María de las Mercedes, Ibrahim, Ángela, Pelopincho, Adolfo, Miguel, Álvaro, Joan, Ana, Almudena, Antonia, Barak, Blas, Gustavo, Nicolás, Otto y Jesús.

(-Tendría que leer 99.999 veces más este post para ser consciente del drama.

-No, exactamente lo tendrías que leer 100.266 veces más, y repetir una vez más dos de los nombres.

-...)

9 comentarios:

AleMamá dijo...

Cuando uno le pone nombre al drama se le acerca un poco, pero hay que vivirlo para captarlo en su totalidad.
Pienso en los inmigrantes....¿quién les ayudará? en sus países tienen padres, hermanos, amigos, hijos....allá...Cáritas, y ayuda gubernamental, si es que son legales, pero áun así está todo colapsando. Que Dios los ayude a Uds y a nosotros

Fernando dijo...

Hola, Alemamá. El drama que citas es exactamente así: hay españoles de clase media que están pasando hambre, que tienen que ir a los comedores de asistencia social, así que es peor aún la situación de muchos inmigrantes, que ni siquiera tienen familia o ahorros, aquí.

Al gobierno socialista, que tan favorable era antes a que vinieran, ahora le sobran, les ha ofrecido darles los €€€ de paro para que se vuelvan a su país, ya no sirven aquí. Pero para que te den ese dinero tienes que (1) haber estado legalmente aquí (2) haber cotizado lo suficiente, y casi un millón de inmigrantes no tienen alguna de estas características, tendrían que volver a su país con las manos vacías.

Una tragedia, por todos los lados.

Ramón_Lozano dijo...

Los nombres citados son de gente que conoces o es simple simbolismo?? de todas formas el hecho de tener que recitarlos más de 100.000 veces pone los pelos de punta y lo peor es que no parece que esto vaya a detenerse pronto

dolo pérez dijo...

he estado mirabndo un poco por encima tu blog, al que he llegado desde teka!
me ha gustado, te pongo en mi lista de blogs!

teka dijo...

y habría que leerlo muchísimas veces más por que detrás de cada nombre hay una familia.
Sin comentarios

Juan Ignacio dijo...

Ponerle nombre a los que forman las estadísticas es una forma de compenetrarse con el problema.

Pero claro, te hace ver con lo terrible del caso no depende la cantidad. Si acaso hubiera sólo 1000 parados sería igual de dramático.

Por cierto, si pusiste 40 nombre como cnté, lo tendrías que repetir 100.000 veces (no entiendo porque 100.266).

Fernando dijo...

Ramón, son simbólicos; si fueran reales, sólo podría poner uno (gracias a Dios): Eduardo.

Dolo, gracias, qué amable.

Teka, ya sólo leerlo 4 o 5 veces te produce angustia. Espero que Dios nos ayude a salir adelante.

Juan Ignacio, 100.266 + 1 = 100.267 * 40 = 4.010.680 + 20 = 4.010.700, que es el dato oficial; pero en el título quedaba más bonito (creo) 4.000.000.

Natalio Ruiz dijo...

Es una tragedia cuyo fondo es muy complicado el percibirlo.

El desasosiego y la desesperación que acompañan al desempleo y la urgencia son virus morales y sociales.

Debemos rezar mucho.

Respetos.

Natalio

Fernando dijo...

Reza por nosotros, Natalio: tras 15 años de crecimiento constante hemos perdido el hábito de sufrir, y ahora estamos realmente asustados.