martes, 8 de noviembre de 2016

Blogamigos, judías, elecciones, músico, camisas, tentación

¿Por qué a partir de cierta edad perdemos el interés por encontrar nuevos blogamigos? ¿Por qué dejamos de visitar blogs nuevos? ¿Por qué ya no nos hace ilusión lo que tanto nos divertía al inicio del blog?

...

Durante años no he cocinado judías blancas por pensar que engordaban. Qué tonto. Hago una sencilla receta con patatas, jamón y cebolla. Doy gracias a Dios por haber creado las judías blancas, incluso si engordan.

...

Emocionado por las elecciones de Estados Unidos. El recuento coincide con la madrugada de España, no lo veré.

...

Vuelve el músico rumano que está toda la mañana tocando el saxofón para pedir dinero. Me gustan los pobres que trabajan.

...

Plancho con pena las camisas de manga larga del fin de semana. Las doblo con mucho amor y las guardo hasta la primavera del año que viene, abril o mayo.

...

Preocupado por la frase de San Pablo: nadie es tentado por encima de sus fuerzas.

8 comentarios:

ojo humano dijo...

Querido Fernando:
Una respuesta posible, la madurez, tiempo para otros hobbys, lecturas más profundas en la Palabra...variables de la vida.
Mi zoológico se va a incrementar, la pata está echada en sus huevos, 5. Tal vez tenga patitos en unos días, será otra variable. Además me han regalado un perro, delicado como niñito de príncipe, todo le da alergia, ya ves, los minutos se van en otros menesteres.

Aquí le llamamos porotos. Y nosotros los preparamos casi una bomba, con zapallo maduro y fideos N° 5. Hay gente que le pone longaniza o cuero de cerdo, para mi es un exceso. Son ricos, muy ricos y si engordan ¿qué NO engorda? Lechuga tarde mañana y noche... ¡auch!

El apóstol Pablo me supera. Mucho de lo que escribió es enorme. Que recibas una revelación del Espíritu para comprenderlo.

Fernando dijo...

Así es, Ojo Humano: de alguna forma, salvando las distancias, es lo que dice Jesús en el Evangelio de San Juan: el Espíritu sopla por donde quiere.

Qué alegría lo de los animales: es una felicidad poder cuidarlos y ver cómo crecen.

Hum... Qué maravilla de receta, a ver si me animo a prepararla en el frío otoño de Madrid.

Para comprenderlo... ¡y para vivirlo! Que Dios nos ayude, Ojo Humano.

ALMA dijo...

Personalmente me pasa que como los bloguer de otras épocas cuando nos visitábamos a diario, nos mimabamos, nos criticábamos, nos leíamos, nos preocupábamos porque no escribía y una lista de cosas mas, las publicaciones se fueron modificando al aparecer otras redes sociales como por ejemplo Facebook o Instagram y allí nos encontramos y a veces he descubierto que algunos son vecinos, nos intercambiamos preocupaciones, comentarios o lo que sea en forma mas ágil, mas rápido con la inmediatez de estos tiempos.

Las elecciones me encontraron de madrugada. Al día siguiente una camarera me preguntó: "Si ese fulano era tan malo, porque lo votaron?"

Judías, que son? chauchas? porotos? discúlpame . Como decía Borges: disculpe mi ignorancia.

Me gustan los músicos callejeros, los escucho al pasar, no me detengo.

Me eterneció el comentario de Ojo H. y su pata!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Fernando dijo...

No es mi caso, Alma: vivo ajeno al "feisbuc" o al "guasap", ésta es mi única red social. Pero todo va cambiando, supongo que a mejor.

Fue una gran sorpresa lo de las elecciones norteamericanas. Espero que hayan acertado y que este hombre esté más tranquilo a partir de ahora.

Son porotos, Alma: una comida barata y buena, muy usada en la cocina española.

Algunos son muy buenos, auténticos artistas pendientes de descubrir.

Los animales siempre son dignos de cariño, Alma: y sus dueños, casi siempre.

Luisa dijo...

Buen cocinero, destreza para planchar, ánimo siempre presto a comprender y mejorar...¡Bien!
Lo de los blogs...respecto de otras aficiones no sé, quizás pase igual, quizás la ilusión primera y la segunda y la tercera se van perdiendo, tanto para visitar y comentar como para escribir...ahí vamos :)
Besos, muchos

Fernando dijo...

Lo importante es la perseverancia, Luisa: en esto como en todo.

dijo...

A mí también me gustan los pobres que trabajan. El tiempo que pasamos aguardando la eternidad. Saludo fraterno.

Fernando dijo...

Gracias, ...: eres muy amable.