jueves, 9 de abril de 2015

Arbolito

Ya os conté mi pena cuando el Ayuntamiento taló los árboles de mi calle.

Hace poco ha plantado unos nuevos, bajos, poco más altos que yo, delgados. Ahora, con la primavera, les han salido sus primeras hojitas. Ya les he cogido cariño.

La vida siempre sigue adelante, pese a todo.

11 comentarios:

yeste lima dijo...

Ésa es nuestra esperanza siempre, Fernando, que la vida sigue su curso a pesar de que a veces se tenga que cortar de raíz.

Besos

Luisa dijo...

¡Madre mía, si le tomas cariño a un arbolito en tan poco tiempo es que tienes un corazón muy grande!

Si no dan buenos frutos, al menos que den buenas sombras, aunque eso será a la vuelta de...

Besos, muchos.

ALMA dijo...

Es el triunfo de la naturaleza, Fer.

De a poco, esos flacuchos se van incorporando al paisaje y a través de su crecimiento imperceptible pero constante están diciendo: Aquí estamos!!!

ojo humano dijo...

El amor le hace bien hasta a los árboles.
Y son tan buenos amigos...qué bien.

Fernando dijo...

Mientras no sea la raíz de la vida, Yeste, todo va bien.

Les veo a diario, Luisa, y quedan años para que den buena sombra. Por algo se empieza, siempre.

A ver si los veo cuando estén crecidos, Alma.

Toda la naturaleza nos recuerda de continuo que Dios la ha creado y que Dios está cerca, Ojo Humano.

Javier Vicens dijo...

Esto es amor, quien lo probó lo sabe.

maria jesus dijo...

Crecen rápido Fernando y estos puedes decir que los conoces desde chiquititos

maria jesus dijo...

Estoy de visita. Me extraña que no escribas. ¿ Todo bien ? Un abrazo

ALMA dijo...

Donde andas Fernando?

ALMA dijo...

Por donde andás, Fernando?

Fernando dijo...

Gracias por tu interés, Alma.

Gracias por tu interés, María Jesús.