miércoles, 10 de septiembre de 2014

Sello

Escribo una carta de agradecimiento al Cardenal Rouco. Ha sido mi Obispo durante 19 años y ahora se jubila.


Busco los sellos que sobraron de la última Navidad. Son de 0,37 €. Consulto la tarifa vigente. Es 0,38 €. Necesito un sello de 0,01 € (un céntimo de euro).


Voy a la sucursal de Correos. Es un antiguo almacén reconvertido en sucursal, sin ventanas, sin aire. Las mujeres del barrio, con los brazos al aire, se abanican con la cartas que van a mandar y todo huele a humanidad. Tardo mucho en llegar al mostrador. Me atiende un joven amable de aspecto anarquista. Lleva una camiseta que pone "Todo me la suda", es decir, "todo me da igual". El "la" es el pronombre del aparato genital masculino. Le pido un sello de 0,01 €. No tiene. Me ofrece que le lleve la carta, él pondrá un tampón con el céntimo que falta. Me da miedo dársela. Me recomienda que vaya a la central, en el Palacio de Comunicaciones de Cibeles. Me parece una opción mejor.


El funcionario de Cibeles que me toca está ayudando a un chico a hacer un paquete que revienta por todos los lados. Me fijo en una papelera, hay ahí tirada una peluca negra. El funcionario me atiende, le pido el sello de 0,01 €.  "Tiene suerte, sólo yo tengo estos sellos en Madrid"."Ah", respondo. El sello es triste, gris oscuro, sale la cara del antiguo Rey Juan Carlos, también con gesto triste. Es el pasado que vuelve siempre siempre a nuestra vida.


Echo la carta en un buzón cerca de casa, al lado de donde los chicos jóvenes van a beber 5 botellas de cerveza por 5 €, lejos del Cardenal, lejos del Rey.


(Oh feliz coincidencia: quiso la casualidad que unas horas antes, a pocos metros de donde compré el sello, la odiada alcaldesa de Madrid hubiera anunciado que no se presentará a las próximas elecciones municipales. Justo ayer deseé su marcha, tras tener que esperar 25 minutos un autobús público.)

7 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenos días Fernando,cuidado con los deseos... jeje. Los jóvenes tan lejos de cardenales y reyes caminan realmente a golpes de ciego...s de birra, ciegos de petas, ciegos de porno, ciegos de demagogia, claro que ciegos los que no ven que imprimir sellos de 1 céntimo es tan ruinoso como acuñar esos cobres. Un abrazo.

ALMA dijo...

Me sorprende Fer, el hecho que escribas cartas, ya sea al Cardenal que se jubila o de saludo (supongo) de fin de año. Algo que por estos lares se ha perdido, aquí todo digital, y es una pena que no haya saludos con olor a tinta que adornen los arboles de navidad.
Me gustaría recibir una carta!!!! ayyy

En cuanto al joven, veo que es igual en todos lados, haciendo "me nefrega" (no me importa) por todo.

De quien sería la peluca que estaba en la basura??? me intriga. Alguien que usaba una y por el calor la tiró o era un envío como regalo y no gustó.

Creo que para todos fue una buena noticia la decisión de la Sra. Botella.




ojo humano dijo...

¿Sellos?¿Todavía existen?
No escribo una carta (ni recibo) hace años, salvo las enviadas por PC.
Verdad, un tiempo pasado que vuelve, que fue bueno -sin duda-, pero la arrolladora presencia de internet lo ha dejado atrás, aunque creo que la gente escribe mucho menos a pesar de las facilidades.
Me hace gracia lo de la empleada de correo. Aquí son muy formales en el trato y la vestimenta.


Juan Ignacio dijo...

"Solo yo tengo estos sellos" es fantástico...

Luisa dijo...

Pobre alcaldesa, a ver si también va a ser culpa suya el tráfico madrileño...

En cuanto al céntimo, yo es que no lo entiendo.¿Cuál es la utilidad de los céntimos? ¿Por qué existen?

Lo del decoro en el vestir en los trabajos también daría para mucho.

No sé. Espero más del Rey actual.

Besos, muchos

Fernando dijo...

"La España de a 1 céntimo" sería una buena zarzuela contemporánea, NIP.

Bueno, Alma, no había vuelto a hacerlo desde Navidad, no sabía cuál era la tarifa actual. Y gran misterio lo de la peluca, es como para montar un concurso de relatos. Y sí, lo de Botella hace bien a todos, empezando por ella misma y su familia.

Así es, Ojo Humano, acá también es extrañísimo, yo no lo hacía desde Navidad. Y sí, está muy mal que un empleado público que atiende al público no vaya de uniforme, sino llevando camisas gamberras.

Me impactó, Juan Ignacio.

Bueno, Luisa, desde luego que el mal tráfico en Madrid es culpa de ella, no va a serlo de Zoido. Y 1 céntimo vale para comprar sellos de 1 céntimo y completar el sello del año anterior, qué cutre.

Javier Vicens dijo...

Ja, ja.