viernes, 13 de agosto de 2010

Santiago y La Rioja

Pasamos unos días en Santiago de Compostela, donde este año se celebra el Año Santo. Hay miles de peregrinos que han venido andando 100 kilómetros desde Sarriá (provincia de Lugo) e incluso algunos han hecho 700, desde Roncesvalles, en la frontera con Francia. Hay que esperar una hora para entrar por la Puerta Santa y abrazar la imagen de Santiago. ¿Cuánto hay de fe, cuánto de superstición y cuánto de folclore? Imposible saberlo. Te entregan un papel recordando que la indulgencia plenaria se gana no por abrazar la imagen, sino por confesar y comulgar 15 días antes / después de la visita.

Tenemos mucha suerte: en una de las Misas en la Catedral ponen en marcha el botafumeiro, el gigantesco inciensario movido por 7 hombres que, sin duda, harán funcionar en noviembre, durante la visita de Benedicto.

Pasamos unos días en La Rioja, la provincia productora del importante vino rioja. Por todos los lados, vayas donde vayas, el suave paisaje está cubierto de viñas, millones de viñas perfectamente alineadas, filas que se pierden en el horizonte. En todos los pueblos hay su bodega, que puedes visitar, y su tienda de vinos caros. ¿No es una lástima que yo sea más de vino blanco? Visitamos Santo Domingo de la Calzada, en cuya bonita Catedral viven un gallo y una gallina vivos, en recuerdo de un milagro del Santo titular. A veces, en medio del silencio, se ponen a cacarear.

Paso unos días en Madrid, donde aún hay banderas de España en los balcones, festejando el Mundial. Nada más llegar veo cómo un coche arrolla a un motorista, nadie le ayuda a levantarse. De golpe cambia el tiempo, de tener más de 30º pasamos a un día frío y ventoso, como un mal augurio del futuro de España. Al menos son las fiestas de nuestra Virgen de la Paloma. "Por ser la Virgen / de la Paloma / un mantón de la Chi-na-na / Chi-na-na / Chi-na-na, / un mantón de la Chi-na-na / te voy a regalar / ¡te voy a regalar!".


Hasta muy pronto.

16 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

De viaje pero en Madrid. Bueno, imagino que sigue el viaje, entonces. Lo más pintoresco o lo que más me gustó fue lo que visté en Santo Domingo de Calzada con las gallinas. Genial.
(Pienso ahora que lamentablemente las atropelladas y faltas de ayuda se nos hicieron algo que no nos sorprende, sino eso debería ser lo más llamativo).

AleMamá dijo...

Qué bueno es tenerte de regreso.
Si no te apuras en vacacionar, será tarde: ya están floreciendo los almendros. Es mi aviso anual del ciclo que recomienza acá.
Saludos

Fernando dijo...

Así son las cosas, Juan Ignacio: todo el mundo hacía fotos al gallo y a la gallina, que ahora son blancos, nunca se ve eso en España, pero si uno ve un atropello u otra desgracia lo que quiere es borrarlo pronto de la cabeza, ¿verdad?

Ay, Alemamá, a vosotros os empiezan a florecer los almendros y pronto aquí, en Europa, empezarán a dorarse las hojas, por el inicio del otoño. Como siempre te digo ¡queremos fotos en tu blog!

Esperanza dijo...

¡ah, ya volviste Fernando!
¿O sea que aprovechaste para acercarte a abrazar al Señor Sant Yago! y supongo que para ganar el jubileo. Y tú ¿desde donde anduviste, desde Sarriá o desde un poco antes, Villafranca (donde se puede ganar tb el jubileo)?

A mi la historia de la gallina tb me gusta "Sto Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada". :)

Y que sepas que estoy contigo: mucho mejor el vino blanco. Pero nunca me aclaro si el que me gusta es el ribeiro o el albariño, es que los confundo. Y no es por publicidad, pero si tienes ocasión prueba uno que se llama "Terra Gauda".

Fernando dijo...

Volví por poco tiempo, Esperanza.

Yo no fui andando, llegué a Santiago en coche y -en consecuencia- no tuve el diploma que dan a los peregrinos (la compostelana). Abracé al santo y espero cumplir las condiciones espirituales de la indulgencia.

Buscaré el vino que dices; y anímate con los dos vinos gallegos, supongo que a fuerza de probarlos acabarás distinguiéndoles.

Me alegro de verte por aquí, Esperanza.

Andy dijo...

¡Fernando me alegro de tenerte de vuelta!

"¿Cuánto hay de fe, cuánto de superstición y cuánto de folclore? Imposible saberlo"... Yo diría que más bien las dos últimas, pero no tengo el don de la cardiognosis jaja.

En fin, lo importante es lo que signifique para nosotros.

PD: Ya podrías invitarnos a un vinillo.

Un saludo muy cordial.

Maria Jesus dijo...

Feliz regreso. Yo tambien quiero acercarme a Santiago, me encanta esa ciudad, hubo una época en la que iba casi todas las semanas, quizas porque de chica leí " la casa de la Troya" hasta aprendermela de memoria y la conocía antes de visitarla.

Un abrazo

Fernando dijo...

Cardiognosis: qué bella palabra, Andy. Deduzco que debe significar "el conocimiento del corazón", o algo así, pero no estoy seguro. ¿Voy acertado?

Hola, María Jesús, me alegro mucho de verte por aquí. Qué extraña casualidad: llevaba unos días con la idea -por ahora pospuesta- de hacer un post sobre la gente que antes venía mucho por aquí y a la que echaba de menos. Me alegro de leerte, por ello.

Fernando dijo...

María Jesús, ¿ya no tienes abierto el Comentandolotodo? He intentado entrar desde tu enlace y no sale.

Andy dijo...

Fernando, acertadísimo ;)

alejops dijo...

¡Yo también estuve en Santiago! Fue maravilloso. Vivan las peregrinaciones!!

Maria Jesus dijo...

Hace bastante que no escribo, por falta de tiempo y porque quiero remodelarlo, pero está abierto.
Voy a ver.
Un abrazo

lemaki dijo...

No entiendo que pases unos días en Madrid, no eres de Madrid?? o vives en algún pueblo y vas de visita a Madrid capital?

Tus vacaciones muy entretenidas, por lo que puedo leer. He venido varias veces a tu casa para saber si habías llegado y hoy me encuentro la puerta abierta.

Tienes que comentar que te parece el asunto del habla/tono/dialecto de TRinidad Jimenez (natural de Canarias) para ser buena o mala candidata por el Psoe, a la presidencia de de la CCAA de Madrid...

La Rioja debe ser una bella tierra, que merece la pena visitar. Tengo pendiente ese viaje.

saludos.

ALMA dijo...

Que lindo lo que contás Fer.

Hablar de Santiago, para mi es como hablar deun pueblo vecino, ya que cerca, muy cerca de mi casa hay un club que se llama "Galicia" y toda la comunidad celebra al Apóstol Santiago y su imagen preside el campo de deportes.

También familiares míos han estado peregrinando en Galicia y han intercambiado bastones de peregrinos con otros semejantes.

Me encantó tu post y espero tu regreso descansado y con renovadas energías


Besotes

AleMamá dijo...

¿Dónde te has metido? te extrañamos. Estarás bien, supongo.
Saludos

Fernando dijo...

Gracias, Andy.

¡Vivan si son más o menos sínceras, Alejops!

Yo lo echo de menos, María Jesús, pero todo tiene su tiempo, que hay que respetar.

Hola, Lemaki, quise decir que pasé unos días en Madrid entre viaje y viaje. Y, respecto a tu pregunta sobre Trinidad Jímenez, su acento (no sé si canario o andaluz) es muy dulce, pero no sé si eso basta para ser la candidata. Ya sabes que en 2003 fue derrotada por Gallardón.

Querida Alma, para nosotros es un santo importantísimo por muchos motivos, así que comprendo que muchos españoles llevaran la devoción allá, cuando emigrasen. ¿No hay muchos pueblos o ciudades argentinos que son Santiago de ...? Es muy bonito lo que cuentas de tus vecinos.

Ya pronto volveré a escribir en mi blog y en los de los blogamigos, Alemamá, gracias por tu interés, acabo de volver.